Mirando hacia la sociedad

ASAMBLEA FINAL SEW4E


Burgos acoge la Asamblea final del proyecto
SmarWater4Europe

 

La ciudad de Burgos ha acogido, durante los días 19 y 20 de septiembre, la Asamblea final del proyecto SmartWater4Europe. A la reunión asistieron representantes de los 20 participantes en el proyecto que, durante dos días, debatieron sobre los diferentes aspectos que conciernen a la implantación de redes inteligentes en servicios de distribución de agua.

Así, el día 19 se dedicó a los aspectos económicos y técnicos del proyecto, fundamentalmente en lo referente a integración de tecnologías (sensores de distinto tipo, y herramientas de análisis avanzado de datos) así como en la creación de un modelo de negocio que represente las redes inteligentes de distribución de agua. Los participantes tuvieron también la oportunidad de visitar las instalaciones de Burgos donde, ACCIONA Agua en colaboración con Aguas de Burgos, ha implantado la primera red inteligente de distribución de agua.

Aguas de Burgos proporciona a la población un servicio de primera necesidad. Una vez garantizada la continuidad en el servicio, el objetivo primordial es mejorar la calidad del producto y del servicio prestado, minimizando los impactos que pudiera tener en la sociedad.

Así los trabajos y las obras se realizan cumpliendo todas las normativas vigentes para causar el menor perjuicio posible a los ciudadanos.

También se persigue que la presencia de Aguas de Burgos en diversos ámbitos de la sociedad sea percibida de manera positiva.

INICIATIVA SEW4E


Europa quiere un agua urbana inteligente

 

La iniciativa SW4EU propone sensorizar y analizar de forma inteligente las redes de agua urbana para mejorar su eficiencia y garantizar la calidad. En España, se está probando en Burgos.

Para todos nosotros resulta inimaginable vivir en una ciudad sin un sistema de abastecimiento de  agua que, depósitos, válvulas y tuberías mediante, nos permita abrir el grifo y ver el agua correr. Un  milagro de la ingeniería que hoy concebimos como algo estándar y que apenas valoramos, pese a  que 1.100 millones de personas en el mundo carecen de acceso a fuentes de agua mejoradas. No
obstante, debemos tener en cuenta que las canalizaciones de las principales urbes europeas tienen  varias décadas, si no siglos, de vida, con lo que su funcionamiento dista mucho de ser óptimo.

Por lo pronto, toda la gestión de estas redes de agua está basada en procesos manuales, especialmente en lo que tiene que ver con su monitorización y prevención de incidentes, motivo por el que se está impulsando un nuevo paradigma -el de la smart water o agua inteligente- ya existente en algunos lugares como Nueva York, París o Londres. Los beneficios aportados por la sensorización y la inteligencia artificial aplicada a este entorno han sido lo suficientemente notorios como para que la Unión Europea haya impulsado un programa -SW4EU(Smart Water For European Union)- en el que empresas e instituciones académicas de varios países están probando distintas aproximaciones a esta nueva forma de concebir el abastecimiento urbano con la calidad, la eficiencia y la sostenibilidad por bandera. Iniciativa que no se queda meramente en el ámbito científico o teórico, sino que ha llevado al terreno sus ideas en cuatro lugares distintos del Viejo Continente: la provincia de Friesland (Holanda), Lille (Francia), Reading (Reino Unido) y Burgos en España.

Por la parte patria, son Acciona y la extremeña Homeria Open Solutions las empresas que están  impulsando esta ambiciosa propuesta. «Lo que estamos implementando son soluciones para  controlar la calidad de agua en tiempo real, la detección y localización temprana de fugas, la  optimización del consumo energético asociado a la distribución y la mejora de la interacción con los consumidores», explica Fernando Sánchez Figueroa, CEO de Homeria y profesor de la Universidad de  Extremadura. El objetivo final es obtener una solución integrada fácilmente replicable en otras  ciudades, quizás en toda Europa.

Burgos no era la ciudad elegida para esta prueba en nuestro país, sino que Cáceres había sido la  opción señalada en la documentación inicial, de ahí la participación de esta empresa local, spin off de  su universidad. Pero distintos cambios burocráticos obligaron a cambiar, antes del comienzo del  despliegue, la localización a otra urbe de igual tamaño y que presentara las mismas condiciones de  experimentación. Y la localidad castellana resultó perfecta para el proyecto. «Hemos aplicado un  sistema de bigdata a un entorno real de red de abastecimiento, totalmente sensorizada y uniendo  fuentes de información que hasta ahora estaban aisladas», añade Sánchez Figueroa, quien nos  adelanta algunas cifras de la iniciativa: 58.507 contratos en total, con 25.461.692 m³ de agua  suministrada (392,39 litros por habitante y día), más de 1.502 contadores conectados mediante  GPRS, WIMAX y fibra que son consultados 24 veces a la semana.

A ello hemos de sumar el acceso a los sistemas SCADA del operador local y 14 sensores sectoriales  (caudal, totalizador y presión) que están desplegados a lo largo de los tres sectores que forman  parte del proyecto y que son leídos cada minuto. Sin olvidar los 300.000 elementos geoposicionados  introducidos dentro del Sistema de Información Geográfica (SIG) utilizado por Aguas de Burgos para  el control de su red y otras 24 lecturas diarias de las condiciones meteorológicas para los servicios de  estimación y control de la red de abastecimiento.

¿Abrumados por la cantidad de datos que integra este despliegue de smart water? Pues,  sorprendentemente, todas estas fuentes apenas generan 150 Mb de información cada jornada,  resumidos posteriormente en 52 informes semanales del comportamiento de cada sector. «La monitorización de la red nos permite no sólo detectar posibles ineficiencias o averías, sino también  asegurar la calidad del agua en todas las redes de distribución de agua para el consumo humano»,  añade el CEO de Homeria. «Queremos evitar posibles intrusismos en la red o alteraciones en la  composición del agua».

TAPP WATER


Donde está la mejor agua del grifo en España

https://tappwater.co/es/mejor y peor agua del grifo en españa

El agua del grifo tiene sabores muy distintos en toda la península y lo sabemos bastante bien quienes hemos solido viajar de vacaciones por España o hemos pasado temporadas en unas u otras ciudades, o incluso en nuestros pueblos, donde veraneando, más de uno, haya descubierto donde está la mejor y peor agua del grifo en España (donde muchos diríamos que la mejor está en nuestro pueblo). Sin duda, las diferencias son notables, sobretodo en aquellos municipios o ciudades donde hay tanta demanda de agua que se deben usar desalinizadoras o desinfecciones muy agresivas por cloro para poder obtener el agua de lugares más sucios que otros. Nos paramos a analizar donde está la mejor y peor agua del grifo en España:


Los indicadores de precios son una adecuada representación del precio que asume el usuario para el “ciclo integral del agua urbana” en su conjunto, con independencia del reparto de las responsabilidades de gestión.

Para mejor interpretación del estudio, se definen a continuación las fases que componen el ciclo integral del agua, siguiendo las definiciones usuales que emplean las empresas del sector de abastecimiento y saneamiento urbano.

a) Abastecimiento (Captación, tratamiento y distribución de agua

  • Captación: el agua es extraída de la naturaleza a partir de presas, pozos, o captaciones directas, y transportada por medio de canales o conducciones forzadas hasta la instalación de tratamiento de agua.
  • Tratamiento de agua: es el conjunto de procesos necesarios para que el agua captada alcance la calidad y tenga los parámetros necesarios para considerarse “apta para consumo humano” (potable).
  • Distribución de agua: el agua tratada es distribuida hasta el grifo del consumidor a través de la red de conducciones urbanas. Este transporte se realiza por gravedad o a través de bombeos.

b) Saneamiento (Alcantarillado y Depuración)

  • Alcantarillado: una vez usada, el agua se vierte a una red de conducciones para su recogida y transporte a las instalaciones de depuración. Los sistemas de alcantarillado también recogen, en general, las aguas provenientes del drenaje urbano.
  • Depuración: es el conjunto de procesos físicoquímicos y biológicos necesarios para modificar las características del agua residual, de manera que el vertido final al cauce cumpla con la legislación vigente en materia de medioambiente o para su reutilización en otros usos.

En el análisis se ha desglosado la tarifa en dos distintos conceptos, de manera que se pueda apreciar la distribución de precios en el abastecimiento y el saneamiento que componen el ciclo del agua urbana. Los conceptos estudiados en la tarifa son los siguientes:

a) Tarifa Doméstica: En la tarifa doméstica se considera una vivienda habitada por 3 personas, con un contador de 13mm, o en su defecto 15mm, y una ponderación del consumo de los usuarios antes descritos. El coste del metro cúbico se desglosa en dos partes:

  • Abastecimiento: en el que se tiene en cuenta los conceptos relativos a la captación, tratamiento y distribución de agua.
  • Saneamiento: en el que se incluyen los conceptos relativos a alcantarillado y depuración, incluyendo los cánones autonómicos de depuración (ya sea para la propia gestión del agua residual o para la financiación de EDAR).

b) Tarifa No Doméstica (no aplicable en la metodología IWA): En este caso se hace una ponderación  en la que se asume que los usuarios que consumen 10, 150 y 1.500 m³/mes disponen de unos contadores de 15, 30 y 65 mm respectivamente. Para todos los casos se considera que el vertido contaminante a la red de alcantarillado es equivalente al agua residual Doméstica, no considerándose ningún factor multiplicativo en razón de mayores potenciales cargas contaminantes.

En este caso no se reporta la desagregación en los conceptos de abastecimiento y saneamiento.

 


Estudio de transparencia y claridad de las tarifas

 

A partir del Estudio de Tarifas correspondiente al año 2015, se integró un cuestionario adjunto a cada sistema de abastecimiento y saneamiento con información relacionada con la transparencia y claridad de los precios del agua, entendiéndose estos dos términos como:

  • Accesibilidad. El acceso a la información de los precios del agua en internet, principalmente tarifas, cánones y ordenanzas municipales. Se considera que un sistema de abastecimiento y saneamiento es transparente si la información sobre el precio del agua está publicado en internet, su acceso es sencillo, y además incluye información completa de todos los aspectos imputables en la factura del usuario. Por tanto, una nota alta en transparencia indica que los servicio de abastecimiento y saneamiento proporciona a los usuarios información actualizada, completa y de fácil acceso en internet. Por el contrario, una nota baja refleja poca accesibilidad al precio del servicio e información incompleta y/o desactualizada.
  • Sencillez. La dificultad de interpretar el precio del agua está relacionado con la propia estructura tarifaria, si esta es variable en número de bloques de consumo, o si es simple y homogénea en las diferentes partes en las que se divide la factura. Por otro lado, también evalúa si esos precios dependen de fórmulas polinómicas relacionadas con volúmenes consumidos, tamaño de
    contadores o cualquier otra variable. Por tanto, una nota alta en sencillez indica que la tarifa es entendible por un usuario medio y es homogénea en su conjunto. Una nota baja indica que la tarifa es enrevesada para un usuario medio y requiere de información adicional o conocimientos técnicos para entenderla en su totalidad.

En suma, el estudio evalúa distintos aspectos de la accesibilidad a la información sobre los precios del agua y a la complejidad de esta. Con ello se obtiene una puntuación en determinados indicadores que se reflejan en una “nota final” en cada uno de los sistemas de gestión.

Pin It on Pinterest

Share This